Home Page
cover of Leyendas japonesas
Leyendas japonesas

Leyendas japonesas

00:00-30:21

Lectura de leyendas japonesas por los alumnos de 5º y 6º de primaria del colegio Nuestra Señora de Gracia de Mahora (AB)

60
Plays
0
Downloads
0
Shares

Transcription

Today is a special day at Mahora School as they are celebrating Book Day. The students have been working on legends, specifically Japanese legends, and they are going to read their legends and the teachers will vote for their favorites. The legends include "The Legend of Tanabata," "The Legend of Chuquin," "Amemasu and the Origin of Tsunamis," "The Legend of the Fisherman and the Tortoise," and "The Legend of the Dragon Yamayano Oriachi." Each legend tells a unique story with elements of love, sacrifice, and mythical creatures. Hola, buenos días. Hoy es un día especial porque vamos a celebrar el Día del Libro en el Colegio de Mahora. Y para celebrarlo, hoy hemos trabajado, bueno hoy no, esta semana estamos trabajando la leyenda. En concreto, en quinto y sexto estamos trabajando las leyendas japonesas. Y tenemos aquí a los alumnos que han venido todos, han subido los alumnos de sexto y están aquí junto con los de quinto, y van a leer sus leyendas, las leyendas que les han tocado, han hecho un trabajo muy bonito, luego lo publicaremos en Facebook. Y nada, no voy a seguir hablando mucho más, voy a ir presentándose a los alumnos la leyenda que van a leer, y luego los maestros tendrán que votar cuál es la que más les ha gustado de quinto y cuál es la que más les ha gustado de sexto. Así que, sin más dilación, vamos a comenzar con tres alumnas de quinto que tengo aquí, que son Rocío, Victoria y María. Si es que cuando queráis, podéis empezar. La leyenda del Tanabata. Orihime, la princesa tejedora, era la hija de Gentei, el rey celestial. Orihime tejía telas espléndidas a orillas del río. A su madre le encantaron sus telas. Ella trabajaba duramente, día tras día, para tenerlas listas. Pero a causa de su trabajo, la princesa no podía conocer a alguien de quien enamorarse, lo cual, la desrespecía enormemente. Gentei estaba preocupado por su hija. Entonces, conceptó un encuentro entre su hija y Heikoboshi, también conocido como Reiju, un pastor que vivía al otro lado del río. Cuando los dos se conocieron, se enamoraron al instante y poco después se casaron. Sin embargo, una vez casados, Orihime comenzó a descuidar sus tareas y dejó de tejer para su padre. Al tiempo, su marido prestó cada vez menos atención a su ganado, el cual terminó desprendiéndose por el cielo. Gentei judioso separó a los amantes, uno a cada lado del río, y les pidió que se vieran. Orihime, desesperada por la pérdida de su marido, pidió a su padre que les permitiera verse una vez más. Accedió a que los amantes se vieran al séptimo día del séptimo mes, a condición de que Orihime hubiera terminado su trabajo. Sin embargo, la primera vez que intentaron verse, se dieron cuenta de que no podían cruzar el río, dado que no había puente alguno. Orihime lloró tanto que una bandada de grullas vino en su ayuda y le prometieron que harían un puente con sus alas para que pudieran cruzar el río. Los amantes se reunieron finalmente y las grullas prometieron venir todos los años, siempre y cuando no lloviese. Cuando se da esa circunstancia, los amantes tienen que esperar para reunirse hasta el año siguiente. Orihime. La historia en realidad proviene de la leyenda china Qin Shi, que fue llevada a Japón en el siglo VIII. La tradición de la leyenda del Tanabata se basa en la historia de amor de dos amantes que solo se podían ver una sola noche del año. Bueno, y continuamos. Seguimos con los alumnos de Quinto. En este caso tenemos aquí a Nachetín y a Yeray, ¿vale? Ya nos van a leer ellos su leyenda. Leen el título y comienzan. ¿De acuerdo? La leyenda del Chuquín. Un día un viejo viajero, Ara, tiernido y hambriento, fue encontrado por un mono, un zorro y un conejo. Los tres animales decidieron dedicarse a buscar comida para el anciano hambriento. El mono recogió frutas de los árboles y el zorro atrapó varios pepes. Sin embargo, el conejo no tuvo nada que pudiera ofrecerle a Ara. Sido por esta situación, pero dedicado a ofrecer algo sustancial al anciano hambriento, el conejo se buscó el huevo para que su carne pudiera alimentar al pobre médico. Este anciano, sin embargo, se reveló como una deidad y murió por el sacrificio del conejo. Se basa en la superficie de la luna, para que todos pudieran recordar siempre su geniosidad. Se ha colaborado por Yeray y Nachetín. Un aplauso. Bueno, y seguimos con los alumnos de Quinto. Aquí en este caso tenemos a Miguel Ángel y a Lucas. Y ya no digo más, porque como lo van a leer ellos y van a decir el título de la leyenda. ¿Quién comienza? Lucas o Bena. Acercate al micrófono y comienza. Amemasu y el origen de los tsunamis. Esta es la historia sobre un yokai con la forma y el gran tamaño de una ballena, que solía habitar en el lago Masu, considerado el lago de las aguas más claras del mundo. Este enorme yokai impedía el paso del Pacífico con su cuerpo. Cierto día apareció un joven ciego que tenía tanta sed que no se dio cuenta de que había llegado al temible lago de la criatura, por lo que se acercó sin ninguna preocupación a beber de sus aguas. El yokai, que solía ser muy territorial y tener constante hambre, no duró ni dos segundos sin preocuparse por tan siquiera masticarlo. El ciego, ya dentro del yokai, seguía con vida, pero sabía que no tardaría mucho en ser digerido. Así se resignó a morir, llorando por su mala suerte. Los dioses, al ver lágrimas tan puras sobre las costumbrescillas del animal, decidieron ayudarlo, haciendo que sus lágrimas fueran capaces de perforar el estómago del temible amemasu. De esta forma, el ciego salió del cuerpo del yokai, moviéndose entre sus tripas, mientras éste iba perdiendo la vida. Mientras esto ocurría, una vez que pasaba cerca, presenció toda la escena y, preocupada por lo que pasaría cuando amemasu dejara de bloquear el lago del Océano Pacífico, fue a alertar a los aldeanos, para que pudieran escapar de las consecuencias. Lamentablemente, las personas a las que advertía no quisieron hacer caso a sus temores. Por el contrario, se veían felices al saber que la bestia había muerto. Solamente los hindú, el grupo indígena Hokkaido y Honky, le hicieron caso, asustando sus palabras, marchándose inmediatamente. Los demás, lejos de estar asustados, fueron a beber con mucha, para luego tomar su carne y comer, y comer gustosamente cada parte de él. Se dice que, además de profanar el cuerpo al comerlo, ni siquiera agradecieron la comida, como era costumbre, y llegaron a pelear con los últimos tropicos, robando sus huesos a los otros. Cuando ya quedó nada más que huesos del yokai, al que habían tratado con el lago del Océano Pacífico, fueron desbloqueados, haciendo crecer el lago hasta convertirse en una potente masa de agua que eliminó con la vida de todos los habitantes, siendo los hindú que fueron a las zonas altas salvándose. Este fue el primer tsunami que atacó a Japón, según se cuenta, provocando tanto miedo y desaparición que las pocas personas que sobrevivieron entre los dos permanecieron cerca y murieron poco después de la misma forma, cuando los tsunamis hombres moraron a ser sus secuentes. A partir de entonces, cada tsunami es provocado por a demás, y aún al día de hoy, se busca su venganza por todo lo que hicieron pasar a aquellos humanos hace siglos atrás. Elaborado por Lucas y Miguel Ángel. Bueno, muy bien, ya han terminado con Miguel Ángel y Lucas, y ahora les toca a Víctor y a Alex. Así es que, no digo nada más, y cuando quieran comienzan su relato. La leyenda del pescador y la tortura. La leyenda empieza cuando el así mataron. Un pescador que da a algunos niños que están golpeando una tortura. Ayuda al animal, y este, herido, le da las gracias, y un día después, vuelve a verla. La tortura le dice que es en realidad la hija del emperador del mar, y le invita al Rui Hu, donde vive el dragón dios del mar, dándole a su marido el poder de respirar en el agua. El pescador y la tortura nadan por el mar, y al llegar al palacio, ésta se convierte en una bella princesa. Huracín Matar se queda en el palacio durante tres años, pero finalmente desea volver a su hogar para visitar a su madre. La princesa le da una caja misteriosa, diciéndole que no debe abrirla nunca. Confundido, Huracín Matar nada sobre la tortura saliendo del palacio. Al llegar a su hogar, todos se habían cambiado. Le pregunta a un niño si ha oído hablar de la familia Huracín Matar o de Huracín Matar. Le dice que Huracín Matar murió hace 300 años. Entonces el pescador se sienta bajo un árbol y abre la caja. A la brinda, Huracín Matar se convierte en un anciano. De la caja viene un árbol. Le dice que no debe abrir la caja nunca. En ella recibía pedazos, creado por Ares y Víctor. Bueno y ya vamos a leer por fin, van a leer los alumnos del quinto la última leyenda y para eso tenemos aquí a Mohamed y a Zakaria, así que cuando queráis podéis empezar. La leyenda del dragón Yamayano Oriachi. Hace miles de años se creía que en Japón los humanos, dioses y bestias convivían en armonía, compartiendo las tierras. Los dioses ayudaban con sus poderes a los hombres y éstos como gratitud ofrecían sacrificios mientras que las bestias no entorpecían ni molestaban. Pero este equilibrio se rompió cuando el primer rey de los dioses denominado Izanagi fue a la guerra en contra de su esposa Izanami y ya nada volvió a ser igual. De todos estos seres malvados, Yamayano Oriachi, el dragón de ocho cabezas y ocho colas fue el más famoso de todos. Este exigía a los ciudadanos de Izumo que sacrificaran ocho dulcellas cada luna llena o de lo contrario sus tierras serían destruidas por completo. Pero en Izumo había nacido la bella princesa Kushinada quien ya alcanzó los dieciséis años cuando el pueblo entregó en sacrificio a las últimas de las dulcellas incluyendo a sus hermanas y sus primas. La joven princesa sería la próxima víctima si no se hacía algo al respecto. Hizo su aparición el dios del trueno Susanobu quien se enamoró de la princesa y él prometió al rey de Izumo que destruiría a Oriachi si podría tomar la mano de la princesa en matrimonio. A lo que el rey respondió positivamente. La noche del sacrificio de la princesa Kushinobu de Izumo se disfrazó de sirviente y le ofrecieron a Oriachi ocho licor de arroz antes del banquete. El malvado dragón aceptó gustosamente y le dio con sus ocho cabezas de las respectas copas lo cual lo enviado hasta la médula. Al poco tiempo dormía pacientemente. El dios aprovechó la oportunidad para quitarse el disfraz y le cortó no solo las cabezas a Oriachi sino también sus colas. En una de ellas encontró una espada tan poderosa que su propia espada no lo había podido cortar. Esta arma mística luego se convirtió en protagonista en muchas otras leyendas posteriores. También cortó sus entrañas y de donde sacó el sagrado medallón de la vida Magatama y las lágrimas que surgieron de la última cabeza en Orir fueron transformadas en un espejo creado por Zakaria y... ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ La leyenda afirma que aquellos que estén vinidos por el hielo rojo están destinados a una historia importante y no importa cuánto tiempo pase o las circunstancias que se encuentren en la vida Esto realizado por Fidela Arantxa de Barceló ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ En uno de sus roncos era una niña pequeña de apenas 7 centímetroses. La pareja la cuidaba como a su propia hija y la llamaron princesa de la luna. Además hicieron muy ricos porque del bambú nacieron oro y piedra preciosas aunque ellos siguieron viviendo de modo humilde. Ella creció y sus padres querían buscarle un marido y hasta el mismo emperador se enamoró de ella a primera vista. Pero ella no quiso porque no quería dejar a sus padres solos. Una noche decidió volver a la luna, que era su casa, dejando como regalos una carta elixir de vida. El padre le llevó los regalos al emperador pero él no los aceptó y los quemó encima del monte Fuji. Hoy el día cuando sale uno del monte se dice que son dos regalos adiendo. Hecho por Adam y Omar. Pues ya finalizamos la lectura de nuestras leyendas con la última pareja de Juan y Denis. Esta leyenda nos explica a partir de una historia del amor, el origen y la floración de un árbol de los inábores más hermosos y emblemáticos de Japón. Dice la leyenda que hace mucho tiempo en un tiempo de grandes conflictos bélicos existía un bosque lleno de hermosos árboles. Todos ellos tenían una capa abundante y florida y era tal su belleza y el consuelo que ofrecían que ningún combate tenía lugar en el bosque. Todos los jóvenes, había un joven ejemplar que nunca florecía y el que nadie se acercaba debido a su aspecto seco y de impaciencia. Un día un hada viendo la situación del árbol se conmovió y decidió ayudarle. Le propuso al árbol lanzar un hechizo gracias al cual podría sentir lo mismo que un corazón humano a lo largo de 20 años con la esperanza de que la vivencia de la emoción le hiciese crucer. Además durante dicho periodo podría transformarse en ser humano a voluntad. Sin embargo, si después de dichos años no lograba recuperarse y florecer, muy bien. Tras aceptar el hechizo y recibir la capacidad de sentir y transformarse, el árbol empezó a internarse en el mundo de los hombres. Lo que encontró fue guerra y muerte, algo que le hizo rehuirlo durante largos periodos. Fueron pasando los años y el árbol iba perdiendo la esperanza. Sin embargo, un día en el que se tornó humano, el árbol se encontró en un acero a una bella joven que le trató con gran amabilidad. Se trataba de esta joven con quien tras ayudarla a llevar agua hasta su barco sostuvo larga conversación sobre el estado de la guerra y el mundo. Al preguntarle a la joven su nombre, el árbol consiguió barbutear Yohiro, esperando. Fueron viéndose todos los días surgiendo una profunda amistad. Esta amistad se terminaría poco a poco haciéndose más profunda hasta llegar a ser agua. Yohiro decidió contarle a Sakura lo que sentía junto con el hecho de que era un árbol a punto de morir. Cuando faltaba poco para que acabaran los 30 años de recinto, Yohiro se tornó árbol de nuevo. Pero aunque no le esperaba, Sakura llegó y le abrazó, contándole que también le quería. En ella apareció de nuevo el hada ofreciendo a la joven Sakura dos opciones, seguir siendo humana o fundirse con el árbol. Sakura eligió fundirse por siempre con Yohiro, algo que dio lugar a las flores del sereno. A partir de ese momento, son 12 veces las flores del sereno. Elaborado por Juan Ibex. Subtítulos realizados por la comunidad de Amara.org ¡Suscríbete al canal!

Listen Next

Other Creators