Home
cover of Entrevista a Dr. Gabriel Sarla | Fund. Proteger y Servir | - 06 de Marzo 2023
Entrevista a Dr. Gabriel Sarla | Fund. Proteger y Servir | - 06 de Marzo 2023

Entrevista a Dr. Gabriel Sarla | Fund. Proteger y Servir | - 06 de Marzo 2023

00:00-23:39

En "El Buen Despertar", Julio Gallegos tuvo una entrevista en directo con el Presidente de la Fundación Proteger y Servir, Dr. Gabriel Sarla. Charlaron sobre la situación actual de la Policía de la Provincia de Santa Fe.

2
Plays
1
Downloads
0
Shares

Transcription

This transcription is a conversation between two individuals discussing the current situation of the police force in Rosario, Argentina. They talk about the lack of support and guidance for the police officers, who feel abandoned and humiliated. The conversation also touches on the issue of police officers being detained and facing unfair treatment in the judicial system. The speakers mention a foundation called Proteger y Servir, which aims to provide support, training, and legal defense for police officers. They highlight the challenges faced by the police and the need for organizations like Proteger y Servir to advocate for their rights and well-being. Las 8 y 1 de la mañana, estamos desde Rosario, aquí, allá y en todas partes haciendo esto que es el Buen Despertar. Bueno, vamos a hablar de un tema que creo que se ha picado en las últimas horas. Vamos a empezar por el origen de, y luego vamos a terminar en el marco de qué es lo que está pasando en un sector que tengo, digamos, la sospecha, la sospecha, de que si no se empiezan a enviar señales claras van a quedar como los grandes malos de las películas, por los propios títulos que hemos leído en las últimas horas, como que el gobierno de la provincia no controla la policía, Aníbal Fernández habla de que el gran desquicio es el sistema policial santafesino, etcétera, etcétera, etcétera. Hemos conseguido que nos visite el doctor Gabriel Zarla, que es el titular de una fundación no muy antigua que se llama Proteger y Servir, que tiene a su cargo atender, contener, propender, dan cursos, etcétera, para un mejor desempeño por parte de los numerarios de los servidores públicos, los policías de la provincia de Santa Fe. Él es abogado, es una fundación que está trabajando desde Rosario para toda la provincia y tiene casos rimbombantes que hacen que tengamos que prestar atención en que el servidor público, o muchos, por distintas cuestiones, no la están pasando bien, o sea, me estoy refiriendo a los policías de la provincia, y hay otros que están directamente detenidos, privados de su libertad, esperando que causas judiciales avancen, producto de hacer, en la mayoría de los casos, cosas buenas, porque no hay que empezar a simplificar de que todo lo que sea al nivel policíaco tiene algo que ver con la corrupción. Esto lo digo por conocimiento y como tendemos a una cuestión que va hacia el fascismo, bueno, de eso vamos a hablar con el doctor Zarla ahora. Gabriel, gracias, gracias por trasladarte hasta acá. Ustedes no deben estar viviendo momentos muy cómodos por estos días, ¿no? ¿Qué tal? Buenos días, Julio, buenos días a toda la audiencia. Mira, yo en estos días estuve recorriendo varias comisarías, hablando con excompañeros, quienes me conocen saben que fui policía, tuve que obligatoriamente solicitar una baja para poder continuar con la fundación y para poder hacer la parte penal y defenderlos. Se están viviendo tiempos completamente locos dentro de la policía, se sienten maltratados, se sienten abandonados, se sienten dejados, discriminados, abandonados, no saben para qué lado salir corriendo, falta conducción, le falta una guía, no saben qué hacer hoy. Y además casi como humillados, ¿no? Están humillados, se sienten que no son respetados, dejaron de ser una fuerza. La palabra fuerza policial, le falta la palabra fuerza, que son simples personas abandonadas. Quiero aclarar para los que no son de Rosario, porque ayer escuchaba a la noche dos o tres comentaristas de Buenos Aires de televisión que preguntaban así como a la ligera y el que estaba informando desde acá de Rosario o no tenía o no quiso o omitió la información, si había caídos en servicio, o sea, policías que murieron o que han muerto producto de esta cuestión salvaje que se está dando en Rosario, ¿sí? Sí, hay caídos, hubo caídos, tengo compañeros caídos en servicio. El policía nunca tuvo miedo a morir por cumplir con su deber, pero hoy el policía sí tiene miedo de terminar tras las rejas por cumplir con su deber. Es algo completamente irrisorio y loco que estén para defender, arriesguen su vida, pero por un procedimiento hoy saben que en el 99% de los casos van a terminar detenidos por una cuestión que el Poder Judicial por las dudas hoy los deja presos. Doctor, ¿usted tiene idea de cuántos son los numerarios que están detenidos, por ejemplo, en la cárcel de Piñero? Sé que son bastantes, sé que hay personas detenidas que no dejerían de estar detenidos. Tenemos el caso del compañero Nocelli, que en un procedimiento que se ve bien, que está bien hecho, terminó imputado y le dieron 25 años de prisión. Hay otros policías que terminaron condenados a 10 años porque el juez, el juzgador, entendió que no estaban trabajando, sino que estaban cometiendo un hecho ilícito por estacionar con un móvil en la puerta de un lugar y que se dieron ciertas circunstancias pero que no se pudo demostrar en un juicio y aún así los tres jueces dijeron que le daban 10 años de prisión. ¿Por qué? Por ser policía, por no tener una defensa correcta, por no contar con el apoyo. Ahí está la labor de ustedes, que es una fundación con fines casi únicos en el país. Estábamos buscando anoche para ver si había instituciones similares. Sabemos que hay algunos, aquí en Santa Fe está funcionando Apropol, Utrapol, pero con un fin gremial, a lo mejor no está el preciso. Pero estábamos leyendo también, dentro de la información, cuando uno entra en el mundo de internet y empieza a googlear, lo mal que lo estaban pasando o lo están pasando los policías detenidos en Piñero. Por eso le pregunté si ustedes tenían número de que la cantidad, o sea, en Piñero, creo que también están, hay algo en Coronda y en Cárcel de las Flores. Digo algo, me estoy refiriendo a personas, porque no porque tengan el uniforme policial, son cosas. Porque los 17 disparos que recibió hace tres domingos atrás, que le costó la vida al oficial Merini, lo hizo en defensa, no sólo del lugar donde estaba cumpliendo adicionales en el barrio 7 de Septiembre, sino en nombre de todos nosotros. Y él lo había advertido además, en una carta pública, que quería, a ver, le decía a todos, borro el riesgo de morir, tirado, ¿ustedes saben cuánto es lo que cobra el adicional de un policía para ir a asegurar determinadas cuestiones? 600 pesos. Creo que está, no lo tomen como clasista, pero está cobrando menos que lo que se percibe un empleado doméstico o un paseador de perros, acá en Rosario, por hora. Entonces, estamos ante determinadas cuestiones que son tremendamente injustas. Nadie habla de si están bien, o sea, procesados, condenados, etcétera, etcétera, que eso es un trama, es una cuestión de la justicia y no interferimos. Pero daría la impresión, horrible, de que son, digamos, esas figuras descartables, que cualquier cosa que el poder político no puede resolver, o lo ponen en evidencia, es la culpa de la policía. Siempre, por las dudas, la culpa de la policía. El por las dudas, hoy al policía se lo imputa, y el por las dudas, al estar imputado, automáticamente pasan a estar en disponibilidad. Hay dos casos emblemáticos, yo no me voy a poner en, ¿cómo se llama?, en contra de la familia de Bocaccia Aurellano, porque realmente lo lamento, papá, mamá, que su hijo haya sido, en la teoría o comprobado, tirado al río Paraná, ahogado. Ahora, hay policías que la están pasando muy mal, condenados, está bien, ustedes perdieron un hijo. Y hay toda una cuestión de progresía, que ya condenaron a policías, y digo, el poder político de la ciudad de Rosario. Porque eso sucedió en un boliche que está en ángulo con el Consejo Municipal, que tiene intereses políticos, no van a decir absolutamente nada, están seguros de todo lo que dicen. A mí me queda el beneficio de la duda, porque cuando de todo eso habla un solo sector, y el otro sector no lo dejan defender, como en las batallas, como en las guerras, si habla solamente el que venció, el vencido tiene algo que decir, por lo menos la posibilidad de la defensa. Mira, muchas veces me preguntaron, cuando he ido a defender a alguien, si se arrimó derechos humanos, si se arrimó algún político. La policía no tiene apoyo de nadie, nunca. La policía está sola. La policía se tiene que pagar su propio abogado, porque nadie le va a poner un abogado, y porque el abogado del Estado no los va a defender, por tener un recibo de sueldo. La mayoría de los que están detenidos, están sin recibo de sueldo. O sea, viven lo que ha de comer la cárcel. Exactamente. Depende del Estado en que se encuentre. Si están en pasiva, en disponibilidad, o si ya están condenados. Pero, no obstante, por más que estén en disponibilidad, cobran menos un 50% del sueldo que lo usan para que la familia afuera se pueda seguir manteniendo un poco, nada más. Doctor, ustedes tienen diálogo con las autoridades provinciales, ¿no?, como fundación. Estamos intentando. Por ahí es un poquitito complejo que las autoridades se quieran arrimar una fundación para policías, pero de a poquito vamos. Ahora, la fundación para policías surge porque no hay instituciones que justamente defiendan, contengan, yo creo que es contener, digamos, articular políticas para decir, bueno, probemos una defensa hacia allá, porque sé que no es lo mismo ejercer la defensa de un delincuente a un servidor público. No, es completamente distinto. Tenemos reglas distintas. No es lo mismo para un civil que para un policía cerrar una causa, porque al policía cualquier forma de cerrar la causa le puede significar que lo exoneren, el policía deja de percibir, el policía por las dudas va a ser imputado y por las dudas le van a dar una prisión preventiva, cosa que no se da con los civiles. Es completamente distinta la defensa, tanto en la parte penal y después la defensa administrativa que la hace una de las colegas que trabaja en la fundación. Sí, ustedes tienen toda una organización en pos de la atención de sus camaradas, o sea, tanto femenino, masculino, no hay diferencia de eso. No, no, no, es más, esto nació en el año aproximadamente 2008 cuando yo ingresé al comando, cuando vi que se hacían colectas para pagarle al abogado compañero, que yo decía, chico nuevo, ¿cómo puede ser que el policía no tenga quien lo represente? Y ahí empecé a interiorizarme, tenía a mi mejor amigo que era abogado, comencé a estudiar la carrera de abogacía para poder hacer esto, para poder brindar al policía hoy un poco de apoyo, tanto en la parte legal, tanto en la parte de enseñanza, tenemos una psicóloga que trabaja con nosotros que se está especializando en problemas de policía, queremos hacer algo para la policía porque son los que hoy en día nos están cuidando en la calle. Doctor Sarla, ustedes la representación la tienen en las 19 departamentales, o sea, en los 19 departamentos de la provincia de Santa Fe, y atienden no solo los activos sino también los pasivos, que es peor, porque pareciera que una vez que cumplieron su ciclo están totalmente olvidados como en la nada, ¿no es cierto? Pero eso es una cuestión ya que creo que se da no solo en el ámbito de la policía, el pasivo lamentablemente lo descartan y lo vi el otro día en una entrevista, el mismo presidente diciendo que el viejo molesta por ser viejo. Sí, cuando lo mejor debería ser la fuente de inspiración para tratar de solucionar problemas por la experiencia adquirida. Que eso es lo que no vemos, no podemos adquirir la experiencia que tienen ellos. Doctor, nosotros tenemos pocos minutos en estas mañanas, en relación a los últimos hechos de esta semana, detenciones desde el jueves, viernes, sábado, domingo, a ver el lenguaje, ha caído el jefe de la unidad regional de Villa Constitución, subjefe en su momento de la unidad regional 2 de policía con asiento en rosario, y otros casos. Eso, ¿qué va a modificar en relación a la diaria y a la escalada de violencia que nosotros tenemos? Lo dije el otro día, fue un manotazo ahogado de querer tapar el sol con un dedo con una noticia que no sabemos si es real, si no es real, si lo venían investigando o no lo venían investigando. Yo creo que están apuntando mal, no es para el lado que tienen que ir, sino que hay que atacar completamente la violencia que hay. No yendo contra jefes, porque si bien no deberían, o debería haber una investigación, o no sé bien qué es lo que hay en el trasfondo, pero para mí fue un manotazo ahogado para sacar en las noticias y tapar la escalada de violencia que se está dando a nivel narco. Conociéndolo un poco, y además viéndolo, porque esto es más bien gestáltico y empático. El doctor Sarla está haciendo un artilugio lingüístico para no decir todo lo que sabe, ni lo sancionen ni nada. Ustedes, lo que él no lo puede decir, lo puedo decir. O sea, había que agarrar perejiles, porque, a ver, lo del caso del comisario Álvaro Rosales es un tema que periodísticamente, y si no, lo remito, que era el jefe de asuntos legales de la unidad regional, con la sexta creo que es, la que está en Villa Constitución. En el diario La Capital, salió hace un mes atrás, donde aparece con un Mercedes Benz, que el jefe le dio toda una cuestión, que yo no digo que no, pero nunca lo escuché y nunca tuvo posibilidad de defensa pública. Igualmente, los medios dijeron que estaba detenido, les informo que Rosales está libre. No significa que la causa no continúe. Hablan de Fragadillo, ex secretario, ex subjefe de policía en la época de Obey, jefe de, digamos, sería secretario de Seguridad Pública en Fray Luis Beltrán. Perdón, en Granada de Obey. Lo fueron a detener cuando estaba comiendo un asado con amigos. Yo no digo que no, yo quiero que ustedes sepan en el contexto de, eso pasó entre el jueves y el viernes, el sábado cuando uno intenta buscar a alguien de Relaciones Policiales y que te cuenten algo, no están detenidos. O sea que todo esto lo hicieron para qué. Que le hayan tirado catorce tiros al supermercado de los Rocuzzo, Messi, es como haberle tocado la cola a Lionel. De ahí se desató una cuestión, el ministro de Seguridad de la Nación sale alegremente, además lo trata muy mal al colega, que sé que es un amigo, de Canal 13 de Buenos Aires, de TN, Gonzalo Asís, y le dice a Gonzalo, dejá preguntar, boludo, déjese, eso que me estás diciendo no existe, porque él decía, bueno, pero a ver, si hay que hacer algo, a ver, Bukele en El Salvador, algún otro esquema, Cali, Medellín, y le dijo, dejá decir, boludo, ya sé porque saben que esto acá no lo podemos decir. Y que dijo, la lucha contra el narco está perdida. A partir de ahí, eso fue el viernes a media mañana, ha empezado un conjunto de rumores, versiones y trascendidos que llegan hasta la hipotética renuncia de Omar Perotti como gobernador de la provincia y el invento de una presunta intervención federal con fines, o sea, con términos y plazos determinados que serían el 11 de diciembre de este año, del 2023. Bueno, de todo eso, de una boludez tras otra, no hay nada confirmado, son todas versiones, son todas suposiciones, lo cierto es que se buscan atajos. Cuando se dice que el gobernador no conoce a Rosario, ni visita a los barrios más castigados en torno al tema de violencia, los que arman una operación de prensa fotográfica de turismo político los llevan a Perotti, al barrio San Franciscito. Lógicamente, Perotti todavía no fue a darle el pésame al papá del nene asesinado de 11 años, que está en tapa en todos los lugares. La política tiene que luchar con la hipocresía de la falsa pacatería de izquierda, de centro-izquierda que tiene Rosario, que no ha entendido todavía que estamos ante el narcoterrorismo, de que estamos ante una ciudad narco, y de que hay intereses cruzados, para que todos entiendan, entre el poder político y los narcos, que habitualmente el común denominador o el nexo entre esos son los barras bravas de fútbol, de tanto de Newt como de Central, anquilosados en los poderes del Estado, porque además de ser barra brava son empleados públicos, son punteritos o punteros de los políticos que no pueden entrar a los barrios, no tiene sentido. Ahí reaparece la frase matadora de Antonio Bonfatti del año 2013, junio del 2013, acá en un club vasco de calle San Luis de entre Buenos Aires y Juan Manuel de Rosas, cuando a todos los socialistas que estaban ahí adentro le gritó, le dijo, muchachos, si ustedes no dejan el confort de los despachos, porque son gobierno, y dejamos que en los barrios de Rosario lleguen los colombianos, dentro de algunos años esto se va a parecer a Cali y Medellín. Antonio es un sabio, casi le vuelan la cabeza, estando en su casa con una balacera, me lo contó Sonia Trócoli, la de Silvia Trócoli, la esposa, tirado los dos en matrimonio, siendo gobernador de la provincia, en el living. Por supuesto, al día siguiente las fuerzas democráticas de la provincia se hicieron presentes, adhirieron, después la causa no prosperó, y hay una interna que no la saben resolver, y así vamos a seguir, seguir, seguir, seguir, lo cierto es que los números a esta hora de la mañana son, nada más ni nada menos, que tenemos 64 asesinatos en lo que va del año, estamos transcurriendo el día 63 del año. El día 7, cuando creo que estamos en el día 6 del mes de marzo, o sea, nos acaban ganando por 1 y estamos con 815 muertos, óbitos, violentos, desde la asunción de Pablo Jatkin, porque fue el mismo día, 11 de diciembre del 2019, y de Omar Perotti. Un Perotti débil. Y nuevamente cuando Perotti dice débil, desde Buenos Aires le dicen gringo, bueno, tú podés controlar la policía. ¿Tenemos una policía descontrolada, doctor? Falta un manejo, falta, como decía antes, falta... ¿Quién guíe hoy a la policía? Hoy la policía quedó a la deriva. No tienen una orden exacta, correcta, y no tienen un horizonte hacia dónde apuntar. Es un tema muy complicado. Yo le agradezco mucho que usted haya venido. También lo felicito por la acción noble de haber creado una fundación para que sus pares, sus compañeros de fuerza, compañeros y compañeras, se sientan controlados. No es la primera vez ni la última que vamos, perdón, la última vez que vamos a hablar. Porque todas estas voces nutren para que nosotros comprendemos el dónde, sobre y para qué estamos parados. Así que yo le agradezco mucho. Yo quiero dejar un solo mensaje a todos los que nos están escuchando. Quiero que entiendan que la policía está para ayudar, está para protegerlo, está para cuidarlo. La policía no está podrida como se dice, que está podrida. La policía, lo dije recién, no tiene un horizonte, no sabe para dónde ir, no tiene un mando. Pero la policía está para cuidarlo. La policía no va a tener, no le va a temblar el pulso si tienen que dar su vida para defenderlo a ustedes, para cuidarlo a ustedes. Por eso yo lo único que le pido es, si cruzan a un policía en la calle, salúdenlo, díganle buenos días, buenas tardes. No saben lo bien que le hace a un policía que está 24 horas parado, que una persona no le gire la cabeza y lo salude. Le ofrezco un vaso de agua, le ofrezco buenos días. Yo creo que con eso, día a poquito, las cosas van a ir mejorando. Doctor, le agradezco mucho, muy amable. Pasó por los micrófonos de Sintonizando los Radio Online, esto que es El Buen Despertar, el doctor Gabriel Zarla, que es el titular de la Fundación Proteger y Servir, que tiene como, digamos, principal público objetivo nada más ni nada menos que defender, contener y jerarquizar la labor para afuera de los policías de la provincia de Santa Fe. Son las 8.25, vamos, seguimos rápidamente con el desarrollo del programa en este lunes 6 de marzo.

Featured in

Listen Next

Other Creators